¿Qué hacer ante un traumatismo dental? Consejos

El primer consejo ante un traumatismo dental es mantener la calma, socorrer de inmediato al afectado y acudir al odontólogo.

Traumatismo dental

Sabemos que en la mayoría de los casos las contusiones bucales ocurren en los niños. Esto porque a ellos les encanta explorar y son muy inquietos. Aunque también, como es lógico, los deportistas sufren a menudo traumatismos dentales debido al tipo de actividades que realizan.

Por lo regular cuando suceden estos accidentes ocurre una extrusión dental y por ello se observa gran cantidad de sangre. Pero, en cualquiera de los casos, lo principal es controlar el nerviosismo, respirar profundo y socorrer de inmediato al afectado.

Ahora bien, existen diferentes tipos de lesiones bucodentales dependiendo de la gravedad del traumatismo. Entonces veamos cómo las clasifican los expertos y qué hacer en estos casos.

Consejos cuando ocurre un traumatismo dental en niños y adultos

Debemos estar conscientes que este tipo de accidentes siempre son una emergencia odontológica. Pero, momentos antes de acudir a la clínica dental es necesario realizar algunas acciones que podrían salvar el diente si este es definitivo.

También, hay que tomar en cuenta que las medidas a tomar son diferentes en el caso de que la pieza dental sea temporal o permanente.

Recomendaciones si el traumatismo ocurrió en un diente de leche

  1. Mantén la calma: toma en cuenta que, aunque observes mucha sangre, no necesariamente es grave. En las encías, lengua y labios hay muchos vasos sanguíneos, por ello muchas lesiones se ven peor de lo que son.
  2. Limpia la zona afectada: este paso es de suma importancia, ya que así podrás determinar qué tan grave es la contusión y puedes prevenir posibles infecciones. Para ello, lava toda la zona con solución salina o agua hervida.
  3. Realiza compresión: para detener el sangrado comprime levemente la herida con una gasa o un algodón. Luego, deja la compresa por 5 minutos para detener la hemorragia.
  4. Calma al pequeño: seguramente el niño sienta dolor, debes hablarle, no mostrar nerviosismo y esperar a que se calme y deje de llorar.
  5. Valora la contusión: al cabo de unos minutos, levanta suavemente la gasa y observa las consecuencias del golpe.
  6. Observa la boca del niño: para determinar si se desprendió el diente o se rompió y llama de inmediato al odontopediatra y explica con calma lo ocurrido.
  7. Si el diente de leche se salió por completo nunca lo vuelvas a colocar. Puedes dañar el futuro diente permanente, ya que la raíz de los temporales está muy cerca de los definitivos.
  8. Cuando se fractura un diente es imprescindible saber si el nervio está expuesto o no. Por ello, acude de inmediato al dentista.

¿Qué hacer en caso de que el traumatismo sea en dientes permanentes?

  1. Busca el dientesi este se soltó por completo (avulsión).
  2. Tómalo por la corona, jamás por la raíz para no dañarla.
  3. Sumérgelo en solución fisiológica o leche envasada para desprender alguna suciedad.
  4. Intenta colocar el diente en su cavidad.
  5. Si no logras poner el diente en su sitio, sumérgelo en leche fría (preferiblemente desnatada) o suero.
  6. En el caso de que no tengas leche o suero, introduce el diente en la boca del afectado, situándolo entre las mejillas y los molares o entre la encía y el carrillo. Así se mantendrá húmedo.
  7. Si el diente se fracturó debes buscar y sumergir el fragmento en leche o suero.
  8. Enjuagar inmediatamente la boca con agua templada.
  9. Colocar compresas frías en la cara para desinflamar.
  10. Acudir de inmediato a la urgencia odontológica.

Cómo prevenir traumatismos dentales

  • Utiliza protectores bucales cuando realices deportes o colócaselos a los niños si hacen actividades recreativas.
  • Para evitar agrietar un diente no mastiques hielo, granos de palomitas de maíz o caramelos duros.
  • Utiliza herramientas apropiadas para cortar o desprender objetos, nunca lo hagas con los dientes.
  • Usar el cinturón de seguridad o sillas para coches.
  • Si observas que un diente de leche de tu hijo cambió de color o se ve oscuro, visita al odontólogo. Esto puede ser producto de un golpe y el niño no lo dijo.

Conclusión

En primer lugar, debemos ser precavidos para evitar que este tipo de accidentes ocurran. Es necesario tomar en cuenta que puedes salvar un diente permanente si lo introduces en su cavidad o si lo conservas debidamente.

Pero un diente de leche no debe ser colocado de nuevo en su lugar porque dañaría la raíz del diente permanente.

Por último, no esperes, antes de la primera media hora después de la contusión llama y acude a tu odontólogo de la Clínica Dental José Luis Cano, quien te ofrecerá los mejores consejos ante un traumatismo dental y te atenderá de inmediato.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.