Consejos para perderle el miedo al odontólogo

Hay personas que solo pensar en el dentista sudan, aumenta su ritmo cardiaco, la presión arterial disminuye, todos estos son signos de miedo al odontólogo ¿Cómo superarlo?

Cómo superar la odontofobia

Si cada vez que debes ir al dentista sientes pánico y ansiedad, entonces lo más probable es que sufras de fobia al dentista. Por ello, estos consejos para superar la odontofobia pueden ser de gran ayuda para mantener tus dientes sanos.

Son muchas las personas que sienten miedo de ir al odontólogo, pero hay otras que simplemente tienen pánico del dentista postergando su cita una y otra vez. Esto trae como consecuencia que retrasen sus tratamientos dentales y sus padecimientos se agraven.

Lo bueno es que, en la actualidad, los odontólogos expertos son pacientes, cercanos, amables y están preparados para calmar y tratar a este tipo de personas. Pero, ¿cómo convencerlos de que acudan a su consulta?

Recomendaciones para superar la odontofobia antes de la consulta

Recuerda que cada uno de estos pasos los puedes realizar varias veces. Cada persona es diferente y puede requerir de un proceso más dedicado para superar el temor al odontólogo.

  1. Conversa con tu dentista

Antes de acudir a la cita médica (sea un niño o un adulto) puedes llamarlo por teléfono y hablar con el especialista. Así observarás que es una persona amable, que entiende tu problema y está presto a ayudarte.

  1. Observa cómo es la clínica

Sal a dar un paseo y acércate al consultorio dental, aunque no entres, te vas a ir familiarizando con el lugar.

  1. Solicita un video de las instalaciones

Así observarás y te familiarizas con la sala de espera y el consultorio. Cuando lo veas trata de imaginarte que estás allí.

  1. Mira a tu odontólogo en acción

Pide videos o imágenes del especialista cuando está realizando tratamientos a otros pacientes. Y observa sus sonrisas blancas y sanas cuando concluyen.

  1. Entra en su página web

Indaga allí todo lo que necesites saber sobre la clínica, el especialista y testimonios de otros pacientes.

  1. Conoce a tu odontólogo

Llegó la hora de hacerle una visita solo para conocerlo en persona. Como ellos siempre están muy ocupados, llámalo por teléfono primero y explícale que vas a ir a conversar con él.

  1. Confíale tus miedos

Cuando converses con el odontólogo en persona realiza todas las preguntas que te preocupen. Por ejemplo, si tu preocupación es sentir dolor, él te explicará los métodos que aplicaría para evitarlo. Y si te sientes con ánimo permite que te realice una rápida exploración.

  1. Visita las instalaciones de la clínica dental

Pídele a un familiar o amigo que te acompañe y pasea por el lugar, visita la cafetería y come algo que te guste mucho. De igual forma, siéntate en la sala de espera como si fueras un paciente más y escucha tu música preferida, claro, con los audífonos.

  1. Listo es hora de pedir una cita

Si ya te sientes preparado/a solicita una cita. Haz todo lo posible que esta sea un día después de que tengas que realizar muchas actividades y que sea a primera hora de la mañana.

Consejos para el día de la consulta odontológica

  • La noche anterior toma una infusión

Puede ser de manzanilla, para que duermas bien y te relajes. También, puedes pedirle a tu médico que te recete un medicamento para calmar los nervios.

  • Practica alguna técnica de relajación

Lo ideal sería que hicieras yoga, este es un método excelente para relajar la mente y el cuerpo. No tienes que ser un experto/a para hacerlo, con realizar a diario algunos estiramientos y posiciones básicas notarás la diferencia.

  • Evita consumir alimentos con cafeína

El café, el té negro o refrescos de cola te alterarán los nervios y lo que quieres es mantenerte relajado y en paz.

  • Recuerda los avances tecnológicos actuales

Piensa que hoy en día los instrumentos utilizados por el odontólogo son muy avanzados y no causan dolor como en épocas anteriores.

  • Mentaliza

Piensa en que después de las consultas tu salud bucal mejorará. Y al final de todo el proceso tendrás una sonrisa hermosa.

  • Existe la anestesia

Toma en cuenta que el dentista está preparado para que en el caso de que se lo pidas o que te note muy nervioso/a te puede sedar. La sedación consciente es una técnica utilizada para evitar el estrés o la ansiedad.

  • Hay muchas formas de sedación

Una de ellas es la inhalación de óxido nitroso por medio de una mascarilla y tu odontólogo lo sabe.

  • Relájate

Antes y durante la consulta realiza respiraciones profundas, cierra los ojos y relaja cada parte de tu cuerpo.

  • Confía en tu odontólogo

Recuerda que es una persona especialista, preparado científicamente para realizar estos procedimientos y que además está consciente de tus miedos. Puedes ponerte de acuerdo con él en usar una seña cuando te sientas estresado o ansioso.

  • Acude con un familiar o un amigo

El apoyo de una persona especial en la que hayas confiado durante mucho tiempo es esencial. Esta te ofrecerá la ayuda necesaria cuando lo necesites.

  • Escucha música

Antes y durante la consulta escucha música relajante o la que sea de tu agrado. Esto te ayudará a concentrar tu mente en la melodía y no en lo que está ocurriendo.

Por último, recuerda que en la Clínica Dental José Luis Cano siempre contarás con un odontólogo amigo, empático, que entiende tu problema y te ayudará a superar tu miedo al dentista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.