Tips para Preparar a los Niños en su Primera Visita al Odontopediatra

No todos los padres saben cómo preparar a los niños para visitar el odontopediatra. Por algún motivo, los dentistas han despertado inquietud en las personas, en particular en los pequeños. Sin embargo, hay formas de dispersar el miedo, solo se debe tener paciencia, cariño y astucia.

La primera visita al dentista en niños requiere planificación para que no sea un fracaso total. En primer lugar, es necesario hablar tanto con el doctor como con el niño. La comunicación es la clave, y si se genera confianza, entonces el miedo se extinguirá y el infante estará tranquilo.

También es importante saber cuándo llevar al bebé al dentista. Si no se hace, es posible que en el futuro aparezca un problema, por ejemplo, malformación por el exceso del chupón. Por este motivo, te vamos a proporcionar algunos tips para que prepares a los más pequeños en su primera consulta con el odontólogo.

¿Cómo es la primera visita al dentista en niños?

Si eres padre sabrás lo difícil que es tratar con los niños la primera vez que van al doctor. Al tratarse del odontopediatra las cosas se complican un poco por la incorrecta opinión que se suele tener sobre este especialista.

Según la experiencia si el pequeño no está preparado, las primeras consultas suelen incluir los siguientes escenarios.

  • Pataletas.
  • Ataques de irá.
  • Distanciamiento.
  • Miedo extremo.
  • Desconfianza.

Pero más allá de la incomodidad, está el factor más relevante, la salud bucal. No solo se trata del pánico a los instrumentos dentales, también de la salud y bienestar del infante. Por lo tanto, la primera vez que el niño vaya al dentista se deberá verificar si existen caries y especialmente, indicios de erupción dental.

Tips para padres que llevan a los niños al dentista por primera vez

Ser padre o tutor no es una tarea sencilla, se debe lidiar con muchas responsabilidades. Hemos recopilado los mejores tips para lidiar con los niños cuando vayan por primera vez al dentista. Se ajustan a muchos casos, así que tendrás una guía específica para cada uno.

1. Haz comentarios positivos sobre el dentista

La seguridad es lo más valioso, los niños se ponen nerviosos cuando reciben comentarios negativos sobre una persona. Palabras amables sobre el doctor marcarán la diferencia, generando confianza en el especialista de la salud dental.

Procura que la conversación sea espontánea, así no existirá inquietud. Al decir: «El doctor Hernández es muy amigable» el niño no estará presionado. También es buena idea aclarar que no sentirá dolor, puedes decir lo siguiente: «No duele para nada«. Esto lo llenará de seguridad y afrontará la visita sin miedo.

2. Ir al Odontopediatra a una edad temprana

Lo más conveniente es ir al dentista con los niños cuando tengan edad entre 1 y 3 años. No obstante, recuerda que cuando empiezan a salir los dientes de los bebés, tendrán que ir obligatoriamente. La revisión constante acostumbrará a los pequeños, esto eliminará el miedo de sus mentes, de hecho, dependiendo de la suerte, hará que no exista.

Al acudir cada trimestre al dentista, hará que el niño se acostumbre a los instrumentos dentales. Seamos honestos, la primera vez que vimos esos objetos metálicos nos intimidamos. También es desagradable la sensación de frío, pero si se va desde niños, la costumbre se impondrá sobre el temor al gabinete dental.

3. Explicar la importancia de la higiene bucodental

Si se otorga la importancia adecuada al cepillado, los niños lo verán como algo común. Al hacer esto, el chequeo dental se limitará a una consulta de rutina. Es gratificante escuchar: «Tienes una buena salud bucal«, los niños encontrarán este cumplido como algo difícil de olvidar.

También puedes fomentar el cepillado usándolo como un juego familiar como cualquier otro. Recuerda la canción del cepillado, esto será divertido e interesante. Después de un tiempo, el cepillado será una rutina. La visita al dentista en niños no debe ser algo negativo, solo se requiere paciencia para lidiar con los pequeños.

4. No hagas comentarios negativos sobre el dentista

En caso de que no se haya fomentado un control estricto sobre la salud bucal, entonces tienes que ser discreto sobre los comentarios que hagas. Si te refieres al dentista como alguien malo, el niño lo asumirá como cierto, esto despertará las alarmas. En la medida de lo posible, habla en privado con tu pareja sobre el doctor.

No importa que la consulta sea costosa, no digas frases como: «Ese doctor es una estafa«. Por increíble que parezca, los niños son muy receptivos y tomarán los comentarios negativos como peligroso, así que la desconfianza se manifestará, y con fuerza.

5. Vestimenta

Los niños reaccionan negativamente a las batas blancas, les temen y lo relacionan con los doctores. Muchos de ellos piensan que al ir al dentista y verlo con ese atuendo, este le pondrá alguna inyección.

Sí, es algo lógico, pero en general, es un miedo no justificado. Pedirle al Odontopediatra que use una bata con estampado creará más confianza entre los niños.

Conclusión

Por décadas, el miedo al dentista se ha apoderado de la mente de los más jóvenes. Algunos padres ignoran cómo preparar a los niños para visitar el Odontopediatra, pero estas recomendaciones te servirán para eliminar el miedo. La palabra clave es «confianza«, así la relación con el dentista será amistosa, y el miedo será cosa del pasado.

La Clínica dental José Luis Cano cuenta con los mejores especialistas en Odontopediatría preparados para ofrecerle a tus niños la mejor atención.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.