¿Cuándo necesito un tratamiento de Endodoncia?

¿Cuándo necesito un tratamiento de Endodoncia?

 

Un tratamiento de Endodoncia es necesario cuando la pulpa, o el tejido blando que se aloja dentro del conducto radicular de un diente, se infecta o inflama y debe ser tratado, evitando, en la medida de lo posible, que el diente afectado deba ser extraído.

Los síntomas que pueden conducir a un tratamiento de Endodoncia en un conducto infectado varían a menudo, por lo que desde nuestra clínica dental en Murcia te enumeramos a continuación algunos de los más habituales.

Síntomas que requieren un tratamiento de conductos

Si estás experimentando alguno de los siguientes síntomas, es posible que necesites someterte a un tratamiento de Endodoncia:

  • Sensibilidad permanente. Si la sensibilidad que sentimos tras la ingesta de alimentos fríos y calientes persiste, puede indicar que existe algún tipo de infección en la pieza dental.
  • Decoloración de los dientes. Un aspecto grisáceo-negro del diente puede deberse a una infección de la pulpa. En este caso, es necesario llevar a cabo un tratamiento de Endodoncia para tratar la infección subyacente.
  • Dolor en el hueso del diente. Experimentar dolor en el hueso que rodea un diente es un síntoma común de un diente con absceso, que requiere un tratamiento de conducto radicular.
  • Dolor al masticar y en estado de reposo. El dolor que se siente al masticar o al aplicar presión sobre el diente, así como cuando no se realiza ningún tipo de actividad en la boca, puede indicar la presencia de una infección.
  • Inflamación de las encías. Si notas tus encías doloridas o hinchadas, puede ser síntoma de infección en la pulpa del diente.

Programación de un tratamiento de Endodoncia

Por ello, es importante que programes una cita con tu dentista en Murcia cuanto antes si estás experimentando uno o más de los síntomas anteriores.

Si, finalmente, desde nuestra unidad de salud oral en Murcia se te prescribe este tratamiento, procederemos a extraer el tejido infectado dentro de los conductos radiculares. Durante este proceso, insertaremos limas y fluidos de tratamiento en el canal para ayudar a retirar el tejido y desinfectarlo. Gracias a la Endodoncia, podemos tratar de forma específica esta pieza dental, evitando, en principio, llevar a cabo procedimientos más invasivos. Así, conseguimos rehabilitar la estética y la funcionalidad de esta.

Por último, y con el fin de evitar que las bacterias vuelvan a infectar los canales vacíos del diente, estos se sellan permanentemente con un material que actúa a modo de barrera y que es de larga duración.

2019-09-24T07:29:52+00:00

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar su navegación en la página web, conocer cómo interactúas con nosotros y recopilar datos estadísticos. Por favor, lee nuestra política de cookies para conocer con mayor detalle las cookies que usamos, su finalidad y como poder configurarlas o rechazarlas, si así lo considera.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button