Cada vez son más las personas que deciden someterse a un tratamiento de ortodoncia para mejorar su estética dental y es donde entra en juego algo fundamental en estos tratamientos, como se ponen los brackets. Pero con ello no sólo se consigue mejorar el aspecto físico de la persona, sino también corregir cualquier tipo de problema relacionado con la mordida o mejorar la masticación al comer.

Dentro del mundo de la ortodoncia podemos llegar a diferenciar 2 claros grupos:

La conocida como ortodoncia removible, que como su propio nombre indica se puede quitar por parte del paciente para el cepillado dental o durante las comidas.

Brackets para ortodoncia fija

La ortodoncia llamada fija, tratamiento con el cual se colocan una serie de pequeñas piezas adheridas a las piezas dentales, creando presión sobre estos al mismo tiempo que se corrigen la alineación de los mismos. También conocidos como brackets.

Así que en el artículo que hoy nos ocupa vamos a tratar el tema de cómo se ponen los brackets de forma correcta y para aprovechar así todo su potencial.

Qué son los brackets

Como hemos comentado anteriormente, el bracket es aquella pieza que va directamente pegada a la pieza dental y donde, posteriormente, se colocan los alambres de la Ortodoncia. Los brackets disponen a su vez de una malla que facilita que se adhieran de forma perfecta al diente. Además, cuentan también con una especie de ranura y ganchos.

Tipos de brackets

Tipos de brackets

Dentro de los brackets podemos diferenciar también 2 clases entre otras, los fabricados mediante porcelana o cerámica o aquellos elaborados mediante material metálico.

Brackets de porcelana o cerámica

Estos tipos tienen la particularidad que comparten el mismo color que nuestros dientes, llamados también brackets estéticos, fabricados mediante óxido de aluminio. El principal problema de ellos es que tienden a romperse mucho antes que los brackets metálicos. También señalar que pueden llegar a desgastar en exceso el propio esmalte dental.

Brackets metálicos

Por el contrario, los metálicos resultan mucho más cómodos de llevar colocados, por lo que son los más demandados a día de hoy. Son capaces de alinear de forma perfecta los dientes.

Colocación de los brackets

Para una perfecta colocación de los brackets tu ortodoncista va a emplear una herramienta conocida en el mundo de la Odontología como estrella con la que buscará el centro geométrico de tu pieza dental donde irá colocado cada bracket.

Como se colocan los brackets

Una vez el Ortodoncista ha conseguido encontrar dicha posición el siguiente paso será limpiar bien todo ese diente y colocar una especie de adhesivo tanto en la base del propio bracket como en la misma pieza dental. Seguidamente y ayudándose de unos Alicates especiales para Ortodoncia Murcia, el profesional de Odontología pondrá el bracket en su posición o corrigiendo ésta hasta conseguir un perfecto alineado. Así sucesivamente hasta que los brackets están puestos.

Después será el momento de la colocación de los alambres, bien fabricados en titanio o en acero de la mejor calidad. Además, estos alambres pueden ser, a su vez, de 2 formas distintas, los llamados pasivos y los alambres activos. Ello irá en función siempre de si los dientes ejercen fuerza.

El último paso para saber cómo se ponen los brackets es el empleo de los elásticos, que se emplearán con el objetivo de cerrar cualquier espacio restante, ayudando al mismo tiempo a que las piezas dentales se desplacen hasta conseguir su posición adecuada.

La colocación de los brackets no causa dolor ni hay que recurrir a ningún tipo de anestesia.