La caries dental puede hacer acto de presencia por diversos motivos, como la presencia de restos de comida que acaban dando lugar a bacterias que crean la propia caries. Pero no sólo ese es el principal motivo. También existen en el mercado distintas clases de bebidas demasiado ácidas como ocurre con los refrescos que todos conocemos.

Debido a su gran acidez, ayudan a la formación de caries dental en nuestra boca. Y no sólo son ricos en estos tipos de ácidos, sino que contienen grandes dosis de azúcares. Incluso un zumo de fruta puede causar una caries.

Caries en los dientes

Estudios llevados a cabo por científicos alemanes han conseguido llegar a demostrar esta estrecha relación existente entre la caries y los zumos, en especial los zumos de manzana y de limón. Según este estudio, esta clase de zumos puede llegar a generar lo que se conoce con el nombre de ataque de ácido, atacando de forma directa a nuestras piezas dentales.

Además de ello, las bacterias que se encuentran presentes en nuestra boca se alimentan de los azúcares de estas bebidas, llegando a desgastar el propio esmalte dental y creando sensibilidad dental en la persona afectada. Con todo ello aumentan y mucho las posibilidades de aparición de caries en los dientes. A continuación te vamos a dar una serie de consejos para que puedas sustituir este tipo de bebidas por otras más saludables para tu salud bucodental.

Alternativas a los zumos para evitar caries dental

Es mucho más sano el tomar directamente la fruta o la verdura tal cual. Como bien sabrás, de esta forma se conservan todos los beneficios y vitaminas que contienen sin que nuestros dientes sufran por ello. En especial la propia piel de las frutas, ya que son altamente ricos en fitonutrientes, la mejor forma de prevenir la aparición de caries.

Además, resulta muy importante beber mucha agua en lugar de refrescos azucarados. La bebida más sana sin lugar a dudas y la única que es capaz de quitarte la sed!

Evolución de la caries

Pero en el caso de que seas de esas personas que no pueden dejar de lado los zumos ácidos, te dejamos una serie de consejos para que evites, en la medida de lo posible, tener caries en la boca. Para ello, puedes beber esos zumos a la hora de comer, cepillándose posteriormente tras unos 20 minutos y empleando también hilo dental.

También es muy recomendable beber estos zumos cuanto más rápido mejor, y si se emplea una pajita mucho mejor. Con ello conseguiremos que nuestros dientes estén mínimamente en contacto con dicho líquido. Eso sí, jamás mantengas el zumo en tu boca durante demasiado tiempo para que la acidez no llegue a actuar en demasía.

Esperamos que con estos sencillos consejos tu también puedas disfrutar de un zumo de manzana o de limón sin tener que padecer la presencia de caries dental.